Guía de grados de protección IP

Los grados IP son cruciales para determinar la protección de un dispositivo frente a elementos como el polvo y el agua. En este blog analizaremos qué significan estas clasificaciones, su importancia y cómo influyen tanto en el diseño del producto como en la elección del consumidor.

 

Conceptos básicos de las clasificaciones IP

Las clasificaciones de protección contra la penetración, comúnmente conocidas como clasificaciones IP, son un estándar para medir el nivel de protección que ofrece una carcasa contra objetos sólidos y líquidos. Estas clasificaciones son cruciales tanto para los fabricantes como para los consumidores, ya que indican la durabilidad y la idoneidad de los dispositivos para diferentes entornos. Empecemos por entender los dos dígitos que siguen a "IP" en estas clasificaciones, cada uno de los cuales significa un tipo diferente de protección.

 

Descifrar los números de clasificación IP

El primer dígito después de "IP" va de 0 a 6 e indica la protección contra objetos sólidos, como el polvo y la arena. Un número más alto significa mejor protección, y 6 significa resistencia total al polvo. El segundo dígito, que va de 0 a 8, refleja la protección contra líquidos. Este número indica hasta qué punto el dispositivo resiste la exposición al agua, con un 8 que indica la capacidad de soportar la inmersión continua en condiciones específicas. Por ejemplo, una clasificación IP67 significa que el dispositivo es totalmente estanco al polvo y puede sobrevivir a una inmersión temporal en agua.

 

Significado de los números de clasificación IP

Código IP: Primer dígito (protección contra sólidos)

 

Primer dígito

Tamaño del objeto

Protección contra

Descripción

0

Sin protección

Sin protección contra el contacto y la entrada de objetos.

1 >50 mm

Gran superficie del cuerpo

Protección contra objetos mayores de 50 mm, como el dorso de una mano.

2 >12.5 mm

Dedos

Protección contra objetos mayores de 12,5 mm, como dedos.

3 >2.5 mm

Herramientas, alambres gruesos

Protección contra objetos mayores de 2,5 mm, como herramientas y cables gruesos.

4 >1 mm

La mayoría de los alambres, tornillos delgados

Protección contra objetos de más de 1 mm, como la mayoría de los cables y tornillos finos.

5 Polvo

Protegido del polvo

No se impide totalmente la entrada de polvo, pero no debe interferir en el funcionamiento del equipo.

6

Polvo

Hermético al polvo

Sin entrada de polvo; protección total contra el contacto.

 

Código IP: Segundo dígito (protección contra líquidos)

 

Segundo dígito

Protección contra

Eficaz contra

Descripción

0

Ninguno

Sin protección contra la entrada de agua.

1

Goteo de agua

Gotas que caen verticalmente

Protección contra las gotas que caen verticalmente, como la lluvia ligera.

2

Goteo de agua cuando se inclina a 15°

Agua que gotea inclinada

Protección contra el goteo de agua cuando se inclina a 15°, desde todas las direcciones.

3

Salpicadura de agua

Agua pulverizada hasta 60° desde la vertical

Protección contra el agua pulverizada, probada con un accesorio oscilante o una boquilla pulverizadora.

4

Salpicaduras de agua

Salpicaduras de agua desde cualquier dirección

Protección contra salpicaduras de agua desde cualquier dirección.

5

Chorros de agua

Agua proyectada por una boquilla contra el recinto

Protección contra chorros de agua procedentes de cualquier dirección.

6

Chorros de agua potentes

Potentes chorros de agua contra el recinto

Protección contra chorros de agua potentes desde cualquier dirección.

6K

Chorros de agua potentes con mayor presión

Protección contra chorros de agua potentes con presión aumentada (no en IEC 60529).

7

Inmersión, hasta 1 m de profundidad

Inmersión en agua hasta 1 metro

Protección contra inmersión en agua hasta 1 metro de profundidad durante 30 minutos.

8

Inmersión a más de 1 m de profundidad

Inmersión continua en agua

Apto para inmersión continua en agua en las condiciones especificadas por el fabricante.

 

Clasificación IP en diferentes sectores

Los requisitos de clasificación IP varían según el sector. En el sector de la electrónica, una clasificación IP alta es un argumento de venta para los teléfonos inteligentes y las cámaras de exterior, ya que indica su resistencia a los elementos. En el sector de la automoción, las clasificaciones IP garantizan que los componentes de los vehículos puedan resistir las inclemencias del tiempo, como la lluvia y la suciedad de la carretera. Las necesidades específicas de cada sector dictan la clasificación IP que se busca en sus productos.

 

Pruebas de clasificación IP

La comprobación de los grados IP es un proceso riguroso, regido por normas internacionales. Los fabricantes realizan una serie de pruebas para garantizar que sus productos cumplen el grado IP especificado, lo que implica exponer el producto a distintos niveles de exposición al polvo y al agua. Estas pruebas son cruciales para mantener los estándares de calidad y fiabilidad.

 

La importancia de la clasificación IP en el diseño de productos y la elección del consumidor

Las clasificaciones IP no son sólo jerga técnica; desempeñan un papel clave en el diseño de productos, ya que dictan los materiales y métodos de construcción utilizados. Para los consumidores, conocer estas clasificaciones les ayuda a tomar decisiones con conocimiento de causa, especialmente cuando compran aparatos destinados a un uso en exteriores o resistente.

 

Mitos y conceptos erróneos sobre la clasificación IP

Un error común es creer que una clasificación IP alta equivale a invencibilidad frente a todo tipo de exposición. Es importante recordar que estas clasificaciones tienen condiciones específicas y no garantizan una protección absoluta. Por ejemplo, IP68 no significa que un dispositivo pueda sumergirse indefinidamente sin consecuencias.

 

Tendencias y desarrollos futuros

A medida que evoluciona la tecnología, también lo hacen las normas de clasificación IP. Estamos viendo una tendencia hacia clasificaciones IP más altas en la electrónica de consumo, lo que indica una tendencia hacia productos más duraderos y resistentes. No pierda de vista estos avances, ya que redefinirán los estándares de durabilidad de la tecnología.

 

Conclusión

Conocer los grados IP es clave para apreciar la durabilidad y resistencia de diversos productos. Tanto si eres fabricante como consumidor, estas clasificaciones proporcionan información valiosa sobre la idoneidad de los dispositivos para distintos entornos y usos.